miércoles, 6 de febrero de 2008

Como combatir ...

Muchas veces nos preguntamos el por qué de las cosas. Yo hace relativamente poco me pregunté esto: ¿Por qué crees en la paz? Y empecé a ver todo lo malo que este mundo me puede proporcionar, no siendo lo peor la muerte... Vi enfermedades, guerras, mentiras, violencia... Me asusté de lo que vi, pero entonces decidí mirar las cosas buenas y entonces, se podrá decir, me iluminé.

Todo esto suena rollo religioso y a iglesia pero no es así. La naturaleza, mi familia, mis amigos, el amor que siento por muchísimas cosas, la belleza de la cultura, la sencillez de una sonrisa, el sol de invierno calentando mis manos frías... ¿ No son cosas bellas ? Yo creo que sí la verdad. Esta iniciativa de gente que convive más de 6 horas al día en un espacio tan pequeño es sin duda algo al menos fantástico.

Cuando me seguía haciendo esta pregunta en mi mente me respondí de muchísimas maneras... Encontré la que creo que es la respuesta correcta, la cual a más de uno le sonará ya que la saqué de una peli (EL REINO DE LOS CIELOS): ¿Qué clase de hombre sería si no intento mejorar lo que tengo?

Pues que cada uno haga su reflexión personal, que cada uno en su interior busque la respuesta a la pregunta que me formule yo mismo. Busque razones para seguir en este fabuloso proyecto.


Os animo a la PAZ

Un saludo y otra frasecita

Cuando los pacíficos pierden toda esperanza, los violentos encuentran motivo para disparar. (Así que por eso mismo no perdamos la esperanza nunca)

Harold Wilson

1 comentario:

Flecha Verde dijo...

yo creo en la paz porque lucho por ella día tras día, ayudando a mis compañeros, amigos y cualquiera que me necesite. Si no hubiera gente que luchara por la paz, nuestra sociedad estaría sumida en el caos profundo de la violencia y la desesperación. Nosotros debemos construir un mundo mejor aportando nuestro grano de arena y creyendo firmemente en los ideales de bien, justicia y verdad.

Y ahí os dejo una frase que creo que dice mucho: "No hay cambios sin sueños, como no hay sueños sin esperanzas"